Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El Cine nuestro de cada día’ Category

“MADRID, 1987” (2011), DE DAVID TRUEBA

-Caperucita en la Guarida del Lobo o La Estrategia de la Araña 2-

Su arranque en el Café Comercial de la madrileña gloria/glorieta de Bilbao ya te pone los pelos  de la calva como una estalagmita goteante venida muy arriba… Por allí, anduvo uno que yo nunca me acabo de saber, por los 70, oficiando de progre, escribidor-al final fue a resultar- de más bien poca cosa.

Enseguida entré al trapo, cuando no debía… ¿Qué importa una eyaculatio precox más, si has perdido la cuenta del santo advenimiento?… ¿Era o no Umbral el personaje encarnado, enhuesado, enalmado por José Papa de Roma, como mínimo…?

-¡Ya empezamos a decir inconveniencias…!

Más altos vuelos se traía la propuesta… El Tiempo y nosotros… El dulce pájaro de la Juventud convertido en mochuelo ojeroso… El viejo y la niña y el sí de las niñas… Para el caso, una María Valverde, hermosísima paloma, privada se libertad, según pronto veremos… Que se ande con mucho ojo Maribel Verdú, no vaya a ser que me cambie de cromo…

María Valverde, fertilísima en todos los sentidos.

Tengo contado por  estos andurrios achacosos que, en un pasado cada vez más lejano, al entrar en el cole mañanero, el hoy abuelo cebolleta y, por entonces, treinañero cebollino, solía decirle a la Srta. Pepi, secretaria cum laude: “Si me llama la pesada de Maribel Verdú, dile que repita suerte en el recreo”. De ilusión también se vive, al menos eso decía Domine Capra…

Pero volvamos a  “Madrid, 1987”, todo un manual de seducción, un  “ars amandi”, un Kama-Kutra para viejos pellejos… Valga botón braguetario como muestra…

-Adoro tus sandalias… Parece que me estuvieran aplaudiendo…

-Meter la llave en una cerradura es casi una fornicación, ¿no estás de acuerdo…?

¿Se puede llegar a resultar más necio…? ¿Y, qué clase de trucha asalmonada puede picar con eso…?

Héteme aquí que, por una serie de circunstancias estratégicamente calculadas, el viejo periodista de moda y su aprendiza se desplazan al templo del pecado, la buhardilla bohemia que te presta el colega pintor para echar un polvete vuelta y vuelta.

Lo que iba para Feydeau pasa a sartriano: un “huis clos” intramuros del cuarto de baño deja a ambos los dos protagonistas en pelota picada, toalla va, toalla viene, a las partes- se supone – más pudendas, atendiendo, esto me lo supongo yo, a escrupulosas cláusulas contractuales non plus ultra

Después de lo sucedido con “La Vaquilla”, intuyo que Sacristán no andaría demasiado dispuesto a dar tres cuartos más al pregonero (En caso necesario, se aconseja consultar hemerotecas).

Nalgas al aire de ambos sexos y edades nos permiten situar pronto el problema. Lo que en María es deleitosa tersura de manzana dorada, en  don José, el fruto en cuestión y/o su vara de nardo- su”gorila” la llamaba él, supongo por Kong King, que ya son pretensiones- han pasado ya demasiadas veces por el horno, demostrando, hoy por ayer y pasado mañana, que la arruga no es bella sino “vella” (chiste para galaicos).

Tierra trágame… Septuagenario y medio, he corrido hasta un espejo doble y me he mirado… Éste es aquél y ésas son aquéllas… Por no hablar de las zonas delanteras… Parafraseando al bueno de Machado, “todo pasa y todo cuelga”, si es que no se encuentra en franca retirada…

Vale ya, tú… Solo faltaba que adjuntaras documento gráfico… A tus edades, siempre se luce más vestido que sin ropa…  Vamos a lo que vamos…

María Valverde: una vida de cine | Metropoli | EL MUNDO

Resulta que esta escena de la ducha (esta vez, no diseñada por Saul Bass), sofá previo incluido, transcurre una mañana sabatina. El único contacto con el mundo- los móviles se han quedado en su lugar descansen- es través de un escueto ventanuco a través del cual llamar la atención de un vecindario supuestamente sordomudo.

Y entonces…el seductor y la seducida- pero no abandonada- se dedican a cantarse, sotto voce, las cuarenta en bastos y en espadas, en un duelo dialéctico donde hacer las paces vendría a resultar hacer la guerra…

“No quiero decir, por hombre/ las cosas que ella me dijo…”, como afirmaba…¡por pudor…!  aquel gitano tocatetas y algo más, mientras se llevaba la mozuela al río…

Si quieren saber lo que Adán y Eva se reprocharon en su paraíso perdido, acudan a la peli Trueba, como la vida misma, o, en su virtuoso defecto, al texto en Anagrama…

Si has pasado ya la cincuentena, sonrisas y lágrimas están aseguradas…

Wordsworth for President! Siempre nos quedará el recuerdo de nuestros días de esplendor en la hierba… En el caso de haberlos habido… Ya no estoy muy seguro, a estas alturas…

FIN

PD) Visto lo visto y oído lo oído, esta tardía visión de lo de David Trueba va a contribuir a saldar una deuda atrasada: el acercarme a su versión de “Soldados de Salamina”, cuidadosamente soslayada en su momento, por culpa de la “aventi” suicida a partir de  “Si te dicen que caí” (Vicente Aranda, 1989),hija putativa de un texto Juan Marsé en el que tenía puestas todas mis complacencias. Como le explicó don Luis a don Juan (Mejía y Tenorio, respectivamente, hablando de doña Inés de Ulloa): “Imposible la dejasteis para vos y para mí”…

De cualquier manera, acabo de tener ocasión de comprobar lo que el Cine es capaz de perpetrar, impunemente, con la Literatura… Un texto que diríase escrito por El Bosco, estoy hablando de “Salambó” de Gustave Flaubert, pura alucinación que convierte- y ya es convertir- “La Leyenda de S. Julián, el Hospitalario” en un cuento de niños escrito por la Marquesa de Segur,  se devalúa en penoso “peplum” (Sergio Grieco, 1954), donde Gianna Mª Canale no está ni se la espera, sustituida por Jeanne Valerie, “aspiranta”, en su día, a suceder a una Brigitte Bardot en plena efervescencia, cuyo secreto no era otro que sacar a pasear a galanes maduros: ellos son, en definitiva, quienes manejan la pasta y la salsa del pomo de oro, ¿o es que acaso no es cierto?

En el prospecto reproducido un poco más abajo, sobre el ángulo superior izquierdo, no se pierdan el nombre de la productora de este desaguisado… “Apollón Films presenta…” Así, cualquiera…

FIN

Read Full Post »

SEE YOU LATER, ALLIGATOR…

Fue el primer “cococrilo estrella” de mi zoofilia cinéfila, allá por los 50 del pasado siglo. En “El Libro de la Selva” (Alexander Korda, 1942, otro título clave en mi temprana educación imaginaria) apenas pasaba de ser “extra con frase”, o ni siquiera eso: Aligator Belinda y T. T. T. (Tú, Tranqui, Tronco), destinado, durante muchos años, a ser confundido por la protagonista, todas las Deborah Kerr que en Hollywood han sido, para que el Gran Cazador Blanco las librase del desastre anunciado: cojita me quedé por no mirar por donde piso.

Cuando llegó “Semíraris, Esclava y Reina” (Carlo Ludovico Bagraglia, 1954), nuestro saurio favorito sindical, ya estaba destinado a “número fuerte” del programa, en su duelo al agua con Ricardo Montalbán, galán latino para llevarse al huerto del francés, en ruda competencia con los bailongos más o menos orientales de una Rhonda Fleminng, flamígera cum laude, equiparables, mutatis en la mar, a los saltos de mata de la Alegres Chicas de Colsada.

Puestos en 1970, será Tobe Hooper (padre y muy señor mío, cuatro años después, de “La Matanza del Texas”) el encargado de rescatar a la criatura de los dientes sin fin para dar repelús a caño libre: “Death Trap” aka “Eaten Alive” (“Comidos vivos”). En España Se llamó “Trampa Mortal”, sin importar la existencia en el mercado de una honónima made in Spain, dirigida por Antonio Santillán en1962, mucho menos ruidosa y desmadrada. Y en Italia…. busquen por ahí abajo, poniendo al día el precio de los peines…

En 1975, tiene lugar, meando territorio, el estreno del “Tiburón” Spielberg (“Jaws”, mandíbulas) abriendo la veda de criaturas devoradoras varias en su líquido elemento. “Piraña” (Joe Dante, 1978), bicho internacionalista proletario, partidario de los ataques en masa, le siguió la corriente…

-Para comerte mejor…
“Jaws”, 1975.

En 1979, desde Italia, nos va a llegar otro producto “todo a cien”, destinado a dar de comer a viejas glorias: “Caimán”, dirigida por Sergio Martino, protagonizado por Mel Ferrer, Richard Johnson y, de bocado cardenalicio, Barbara Bach, ex de Ringo Starr – con el que habría de filmar “Cavernícola” (Carl Gottlieb, 1981-, al año siguiente- y “chica Bond” en  “La Espía que me Amó” (Lewis Gilbert, 1977). El problema residirá, una vez más, en lo cantoso que resulta el cartón piedra a la hora de fabricar criaturas animadas, sin un Ray Harryhausen que te saque las castañas del fuego, o un Carlo Rimbaldi, que pillaba más cerca…

A finales de los 70, la voz tuvo su orgasmo funcional…Vamos, que se corrió… Una leyenda urbana aseguraba que, en los USA, tras la efímera moda de poner a nadar crias de cocodrilo en la bañera familiar, éstas habían terminado por viajar al agujero negro de sus respectivos inodoros, yendo a parar a la red del alcantarillado, donde, faltaría más, se apresuraron a ponerse a mutar que daba gusto, hasta convertirse en “bestias bajo el asfalto”.

En 1980, aprovechando el tirón, Lewis Teague, futuro padre de “Cujo”, la novela by Stephen King, pasada al cine, gana tiempo y dinero perdidos con “Alligator” (La Bestia bajo el Asfalto” entre nosotros), recibida con notable alborozo por la crítica seria.

En ese mismo año, 1980, de la lejana Tailandia, nos va a llegar un “Cocodrile”, directed by Sampote Sands, que ya es llamarse… Si lo cito aquí es porque “The Pool”, la mejor peli de cocodrilos que conozco y que estoy dejando para el final, es también de nacionalidad tailandesa… Tras su estreno en USA, sería denunciada por “The American Humane Association” por una secuencia en la cual un cocodrillo vivo era  apuñalado hasta la muerte.

En 1986, llegará, desde Australia, una versíón mucho más light del filón cocodrilo, muy popular en su momento, hasta el punto de conocer secuelas… “Cocodrilo Dundee”, protagonizada por Paul Hogan… Las parodias, por degracia, parecen anunciar un fin de ciclo…

C. D. .- Y yo me la llevé al río…

Pero nada más lejos de la realidad (no me refiero a la presunta virginidad del cocodrilo)… En 1989, los USA prueban suerte otra vez, con “Cocodrilo Asesino”, con dirección de Fabrizio De Angelis, que se apunta al ecologismo como madre del cordero…

2007. De vuelta en Australia, una encerrona de muchísimo cuidado: “El Territorio de la Bestia” de Greg MacLean, bendecida en Sitges, hasta el punto de ser considerada “the top of the crocs” hasta el momento…

El territorio de la bestia (2007) - Filmaffinity

En 2017, un Alexandre Aja bastante mustio, decidido a recuperar el prestigio alcanzado con su potente/estridente pistoletazo de salida, “Alta Tensión” (2003), que lo había encumbrado como padre del “Nuevo Horror Francés”, se decanta por volver a sacar de paseo a los cocodrilos, tras su relativo éxito de  su puesta al día de “Las Colinas Tienen Ojos” (2006) de Wes Craven y”Piraña 3D” en 2010. Oh, sorpresa… Volvió a funcionarles el “invento”, ahora titulado “Crawl” y, en España, “Infierno bajo el Agua”…

…Y llegamos, por fin, a mi “negra consentida” del paquete, “The Pool” (“la piscina”, nada que ver con Romy Schneider), made in Tailandia, por el año de gracia de 20014), dirigida, manda pelotas, por Ping Lumpraploeng que, sea quien sea, sabe lo que se hace con un cocodrilo, vivo y coleando, encerrado con un ciudadano y una ciudadana en una piscina de seis metros de profundidad sin escaleras, con las instalaciónes cerradas por vacaciones.

He aquí un pequeño muestrario de sus muchas y variadas delicatessen (tras echarle un vistazo a la espalda de R. S. y/o a la expresión pensativa de A. D., acordándose de “El Gatopardo”):

“La Piscina”, Jacques Deray 1969

Curandose en salud, tras lo sucedido en 1980 con “Crocodile”, su hermana mayor, y la Censura USA, nada más empezar, se nos advierte que ningún animal recibió daño alguno durante el rodaje. Por lo que se refiere a su protagonista, tan calderoniano él, animal racional mientras no se demuestre lo contrario, va a llevar coletazos y dentelladas hasta en el carnet de identidad por parte de su vecinita de al lado, a la que, por lo visto, había que echar de comer aparte, siempre que no estuviese luciendo su palmito en pose mayéstática y en pelota picada, como Brigitte Bardot en sus tiempos juveniles, hasta tal punto que la peli bien pudo haberse titulado “Y Dios creó al Cocodrilo”.

Súmese al sumario que el bello durmiente de este cuento casi chino debía de ser víctima de un mal de ojo de muchísimo cuidado: no da una a derechas, por mucho que se esfuerce en su OK Pool, para sacar adelante sus desgracias… Como en el mismísimo “D. Quijote de la Mancha”,una vez más quedan demostradas las desdichas de virtud… Virtuoso sí era nuestro protagonista, además de camastrón, torpe en la escalada y tendente a la abstración instrascendente …  Helo aquí, disponiéndose a echar un sueñecito…

THE POOL Trailer | CinemAsia 2019 - YouTube

Me ha encantado, de veras, este “huis clos”, tan parecido al mío… De pronto, se ha dado por pensar en la existencia de un número parejo de películas destinadas a formentar tanto el odio como el amor entre el mundo animal y nosotros. En este último apartado, hasta la Biblia parece mostar beligerancia… ¿Os acordáis de aquella quote de Jeovah, más freudiano que nadie, cuando le hace saber a la Serpiente: “Pondré enemistad entre tú y la mujer”, y total por una manzana más o menos?

En Cine, no todo han sido Bambis, Lazzies, Dumbos, Flippers y compañía… Desde el casi transparente virus a la contundante ballena, ya sean tomados de uno en uno o en manada marabúntica, ninguna criatura de Dios parece haberse librado de la quema… Si creen que miento, pueden echar vistazo a la lista que sigue…

Corea del Sur, 2013.
Director: Kim Sung-su

USA. 1977
DIRECTOR: MICHAEL ANDERSON

USA, 1977
DIRECTOR: OVIDIO G. ASSONITIS.
OJO CON EL REPARTO…

TAILANDIA, 1976
DIRECTOR: SOM KIT

USA, 1955
DIRECTORES: WILLIAM DIETERLE Y BYRON HASKIN, RESPECTIVAMENTE. En esta última, Eleanor Parker ofrece a su esposo por correspondencia- un Charlton Heston con el rifle de capa caída- una inolvidable lección melómana acerca de la necesidad de usar los pianos para hacerlos funcionar a pleno rendimiento.

USA, 1954
DIRECTOR: GONDON DOUGLAS

USA, 1963
DIRECTOR ALFRED HITCHCOCK

REINO UNIDO, 2006
DIRECTOR: JONATHAN KING

That´s all, folks…

En qué momento de la franquicia sucede Alien: Covenant? | Sector Cine

Read Full Post »

“EL OFICIAL Y EL ESPÍA”(2019) DE ROMAN POLANSKI

¿De verdad a los distribuidores yanquis y/o españoles no se les ocurrió una idea mejor para traducir ese “J´Accuse” tan emblemático que titulaba el último Polanski?

Titula, que algo queda… Se trataría, Camarada Tovarich, como en los trucos de magia, de hacernos mirar hacia otra otra parte…

Se me vino a la mente una peli Elia Kazan de 1953, “Man on a Tightrope” (“Hombre en la Cuerda Floja”), rebautizada, inter nos, dale que te pego, como “Fugitivos del Terror Rojo”; o aquel acadabrante cambalache de “El Proceso de Nuremberg” (Stanley Kramer, 1961)  por “Vencedores o Vencidos”, todo un aviso a navegantes…

El paso de la cinta por el Festival de Cannes se ha visto acompañado por una agria polémica en torno a la vida privada de su director, el cual tiene prohibida su entrada en los USA, acusado de abuso de menores, en unos hechos que se remontan a 1973, sucedidos en la casa de Jack Nicholson, cuya víctima fue una niña de trece años.

Pese al boicot de las feministas, “J´Accuse se alzó con el “León de Plata”, sin hallase él presente.  En paralelo, se acusó a Polanki de pretender equipararse a Dreyfus, oficial judío del ejército francés, condenado injustamente a cadena perpetua por alta traición en dos ocasiones y al que mantuvieron en su confinamiento de la “Isla del Diablo” (Guayana Francesa), por “razones de Estado”, cuando ya se había demostrado su inocencia y la identidad del auténtico culpable.

Emilio Zola, en 1988, escribiría sobre el tema su famoso artículo “Yo Acuso…”, donde sacaba a la luz los hilos de una conspiración al más alto nivel, destinada a salvar a Francia del escándalo, aunque ello supusiese el “sacrificar” a un individuo aislado, judío por más señas.

El Cine le ha seguido la pista a este “affaire” en numerosas ocasiones:

Richard Oswald, 1930

F. W. Kraemer y Milton Rosmer, 1931

William Dieterle, 1937

José Ferrer, 1958

“J´Accuse”, de cualquier modo, aleluya, supone la recuperación de un cineasta importante, con  una filmografía en su haber sujeta a demasiados altibajos.

Con pulso firme y recuperados bríos, la película avanza hacia la “puesta en verdad” de otro vergonzoso capítulo de esa “agenda oculta” que, según Ken Loach y su peli de 1990, tienen guardada todos los Estados. Un solido reparto, bebiendo de la Comédie Française a grandes tragos, se complementa, faltaría más, con la presencia casi lovecraftiana de Madame Polanski, a la cual los años van haciendo más inquietante cada vez. Aquí y ahora, Emanuelle Seigner se halla a punto de convertirse en pez, en su larga agonía fuera del agua.

 

Sería interesante organizarse una sesión doble con “Senderos de Gloria”, la peli Kubrick made in 1957, cuya acción transcurre durante la Primera Guerra Mundial, que no se pudo estrenar en Francia hasta 1975. En España lo hizo en 1986. Por si a alguien le sirve de consuelo, “Paths of Glory” estuvo también prohibida en Canadá y Marruecos.

En cuanto a los abusos del Poder y el Cine, no me resisto a añadir un título más a nuestra cesta de la compra.  Se trata de “El Acto de Matar” (2013), película de no-ficción de Joshua Oppenheimer, que recrea las matanzas de comunistas en Indonesia en los años 60- medio millón de asesinatos-, a través de la narración de los propios asesinos y la intervención como actores del pueblo indonesio de a pie.

Lo más parecido a una pesadilla que uno pueda recordar…

Metidos en terrirorio trivial, en 1969, Henri Charriére publicará su novela autobiográfica “Papillón” en la que narra su fuga de la Isla del Diablo, donde estuvo prionero tras ser condenado por un asesinato, cuya autoría él negó siempre. El libro, best seller en mundo y medio, conocería una exitosa versión cinematográfica, dirigida por Flanklin J. Schaffner en 1973.

La Isla del Diablo

***

Volviendo a la ajetreada filmografía Polanski, tampoco me resistiré a pasar lista a mis títulos imprescindibles (además del que nos ocupa):

Made in 1965

Made in 1968

El Quimérico Inquilino. made in 1976

Made in 1992

Y at last, but not al least, una pequeña muestra de cartelería en torno a “El Baile de los Vampiros”, made in 1967:

FIN

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »