Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘No ser, he ahí el problema’ Category

Valor mujer

para Mª de los Ángeles Cuadrado Caruncho

 En buena compañía


                       En buena compañía

Cualquier acercamiento a la historia de la Asociación Cultural “Fuco-Buxán”, a sus trabajos y a sus días, habrá de detenerse en la figura de la compañera Marichy Cuadrado, cuya presencia en la misma adquiere una relevancia y una hondura incuestionables.

En su consideración, el haber sabido ganarse, día a día, nuestra admiración y nuestro cariño, rma elemental, pero imprescindible, de corresponder a su esfuerzo, a su disponibilidad, a su entusiasmo, a su fe militante en un futuro donde, definitivamente, hayan triunfado los más nobles ideales de la Izquierda.

Viene siendo su vida un rayo que no cesa de compromiso solidario, de entregarlo todo a lo largo del camino a cambio de una brizna de esperanza.

En ese marco, han sido más las espinas que las rosas; el fascismo siempre golpea con más saña a los que reconoce un peligro para sus planes de dominar el mundo. Escucharla hablando de su padre, que conoció la tortura y el presidio; de su hermano en pañales, muerto mientras su familia trataba de eludir el acoso de una banda de facciosos; de una maternidad vivida golpe a golpe de sucesos adversos… Escuchar a Marichy supone prestar oído a la situación de la mujer en la España franquista, de su lucha sin tregua ni cuartel por un mañana democrático.

Por eso hoy, cuando la vida ha vuelto a golpearla, queremos, desde nuestra revista, enviarle este abrazo fraterno de respeto y cariño, en forma de poema.

Después de todo, su vida es un poético ejemplo de valor y de esfuerzo.

***

Es la luz de tu luz faro seguro.

Forjada en el valor y en el coraje,

armadura de lucha fue tu traje,

para cruzar, mujer, un valle oscuro.

Resistir sin ceder… ¡y fue tan duro…!

Dolor, siempre dispuesto al abordaje,

ha dibujado, fiero, en tu paisaje,

el mapa de un vía crucis contra el muro.

Has vencido, Marichy; y hoy, entera,

caminas como siempre has caminado:

frente alta, rebelde y en espera.

Tu victoria es pues haber llegado

más lejos, más allá, siempre adelante,

haciendo de tu vida eterno instante.

Personada en la historia de los otros,

por siempre, formas parte del “nosotros”.

Nosotros

Nosotros

(Publicado en “Razón Socialista”)

Anuncios

Read Full Post »

ludy 001

LUVIDINA LAMAS, MAESTRA

Fue la primera en valorar, allá en la pasantía de las Casas Baratas, lo que escribía. Tanto, que el título de una de aquellas redacciones, “A la Caza del Átomo Verde”, cruza más de medio siglo y me acaricia suavemente una nostalgia útil y necesaria a la hora de entender la persona, el personaje Dª Ludy, sumida hoy en el Gran Sueño y en la memoria de todos nosotros, los que fuimos alumnos de una enciclopédica lección, inolvidable.

En otro momento muy difícil de mi vida, ella volvió a aparecer, casi como un milagro, para tenderme su mano salvadora. Gran parte de lo yo pueda ser, quede claro, a ella se lo debo y atañe a lo que considero más digno de mí mismo: mis escritos, todavía hoy, septuagenario, y mi trabajo, a su lado, como maestro de escuela y aprendiz de ser humano, durante un cuarto de siglo emocionante.

No creo equivocarme al afirmar que dos pasiones en llamas vertebraron/fecundaron la vida de esta mujer, que llevaba la luz hasta en su nombre: la Enseñanza y la gestión empresarial, a veces destinadas a entrar en conflicto, en un delicadísimo equilibrio de intereses. Por propia biografía, siempre la miré como maestra y, en esta hora, no voy a cambiar de perspectiva.

Dª Ludy, la ciudadana Lamas, fue bastante más que una maestra, una pedagoga nata, adelantada a su espacio y a su tiempo, recorriendo caminos, en los años oscuros, que la Sociedad tardaría décadas en incorporar a su inventario de valores “normales”. Ella y la Libertad personal, yendo lejos: mujer separada, antes que nadie, cuando no se llevaba (y menos una profesional del magisterio), capaz de hacerse respetar por un entorno hostil a este tipo de situaciones, poco menos que “judeo-masónicas”.

Seguro estoy que a Galdós, a “Clarín” o a Blasco Ibáñez les habría encantado dedicarle una novela… Quién supiera escribir para intentarlo…

Una lección de Vida de la que ya no está, pero sí está, allá donde vayamos, con nosotros, siempre alumnos:

-No te engañes, José: hay historias de amor que duran hora y media pero aportan más hondura, más generosidad y más poesía, que romances de ciego que pueden malgastar la vida entera…

Y José se quita el sombrero que no usa, ante tales verdades del barquero.

Pero no sería justo minusvalorar otro rasgo fundamental de su carácter: una férrea fragilidad – casi infantil- que la hizo siempre buscar otras piezas seguras, para jugar con ella la partida, siempre a ganar, sobre el tablero. De esas figuras incondicionales, fieles hasta los tuétanos, y pacientes a prueba de todo tipo de avatares (fue todo Dª Ludy, menos una mujer fácil) quiero citar aquí dos epicentros, recurriendo al orden alfabético: Bugallo, Dª Mª José y Millor, Dª Pilar, la primera como directora del Colegio del que fue alma mater fundadora, y la segunda como consejera, de principio a fin, de sus asuntos, en una trinidad insoslayable. Mi admiración por ambas no conoce fisura, por su noble tarea.

Y a doña Ludy, gracias una vez más por su llamada. Un honor para mí, ser su discípulo. Ella me decía siempre: “Tenemos que escribir, José…”

Quizás se estaba refiriendo a esto, doña Ludy…

(Publicado en Diario de Ferrol)

Del Álbum de una Vida

1963

1963

1987

1987

En el centro, entre Mª José Bugallo y Dª Ludy, Robustiano Fernández Ballesteros, otra de las figuras clave en esta historia: su lealtad, su sensatez, su humanidad son sus señas de identidad para todos nosotros.

En el centro, entre Mª José Bugallo y Dª Ludy, Robustiano Fernández Ballesteros, otra de las figuras clave en esta historia: su lealtad, su sensatez, su humanidad son sus señas de identidad para todos nosotros.

ludy 5 001

ludy 2 001

Dedicatoria:

Dedicatoria en el reverso: “José, anteayer querido discípulo, ayer compa (se llama así nuestra revista anual, que continúa publicándose en la actualidad) y hoy presidente (de la Cooperativa del centro) de la Institución Ludy- Colegio y Escuela Infantil.
Mis mejores augurios para tu gestión, que aumente la brillante trayectoria de lo que yo empecé con 4 niños.
Recuérdame.
Ludy”
23-XII- 1999

2006

2006

Item más…

En el verano del 97, sus antiguos alumnos organizamos un homenaje a Dª Ludy en Valdoviño, al cual aporto un poema para la hora de brindis, que rescato hoy de esta misma bitácora.

MAESTRA

*

Escuela: vientre fecundo,

la placenta del talento,

maternidades de tinta,

cal y canto de su pecho;

un azul cielo empedrado

de cuadernas v cuadernos…

La tiza… ese faro blanco

que camina por el tiempo,

dejando nieve de niño

en las heridas de un sueño:

ojos que quieren ser hombres

y mujeres, a lo lejos…

*

Mirad la sombra de luz.

Esa llama es un Maestro:

tejen lección a lección

el futuro con su aliento.

Ellos no quieren ser dios,

eligen ser Prometeo,

labrador, payaso y mago,

pintor y titiritero,

amasador de conciencias ,

levadura del esfuerzo…

*

Ser Maestro no es ser padre;

un Maestro es más que eso:

teje el Amor en la aula

con constancia y con denuedo;

una semilla es su fruto ,

el más noble y el más bello.

Sumo hacedor de persona,

labran su conocimiento

de la risa al sacrificio,

de la firmeza hasta el juego.

*

Es una historia de Amor,

ser maestra, ser maestro.

*

He aquí, Ludivina Lamas,

alumnos ( hijos secretos);

discípulos, seguidores…

Tus mejores herederos:

somos los que te vivimos,

somos quienes te sabemos,

somos tu huella y tu escuela,

tu escritura y tu proyecto.

Somos porque fuiste tú;

tú serás porque seremos…

*

Permita, en nombre de todos,

le dedique yo estos versos…

Si parcos en galanura,

discúlpelo su buen puerto.

Hoy laten, aquí reunidos,

su corazón y los nuestros.

La mar no pudo venir

y nos presta sus pañuelos.

Ay, tienen sabor a sal,

a veces, los sentimientos…

Valdoviño, verano 97.

ll 001

Read Full Post »

el-bebe-leo

CARTA A S. M., ANTE LA LLEGADA DE UN/A HERMANIT@

 

Para Catalina

 

Querido Peque:

                         Te estarás preguntando, a estas alturas, en qué consistirá eso tan importante de ir a tener un/a hermanit@… A todas horas te lo andamos anunciando… “¡El hermanito, el hermanito…Que llega el hermanito…!” ¡Qué pesados somos, con frecuencia, los mayores…! Seguro que tú ya lo habías entendido… Un hermanito es un hermano pequeñito, es un hermano pequeñito, es un hermano pequeñito… Y una rosa también, y tendrá un nombre, seguro tan bonito como el tuyo, para poder llamarlo y que corra a tu lado y juguéis hasta quedar dormidos uno en brazos del otro, como dos angelotes o como dos diablillos…

Tate, tate…No se sienta Su Majestad, rey/reina de la casa, en peligro de perder soberanía… Más, ya no podríamos quererte; tú lo sabes… Menos, tampoco: eso que lo sepas, con el hermanito o sin el hermanito… Tú les has enseñado a papi-mami (o mami-papi: el orden de factores…Bueno, ya tendrás tiempo de aprender lo de la propiedad conmutativa cuando vayas al colegio…), tú nos has descubierto, te decía, lo que la palabra Amor tiene de entrega al otr@, de generosidad emocionante y absoluta: así se quiere a un hijo o una hija, a todas horas y sin posible pausa o premisa egoísta…Todo ello, a cambio de pasar, primero, mucho miedo a no saber hacer lo que se debe (lo óptimo para ti, en todo momento)… No enseñan a ser padres y madres en la escuela, un santo oficio mezcla explosiva de adorador full time; de maestro para todo, empezando por lo más elemental: dormir, quizás soñar, que escribiera el más grande de todos los poetas; comer, para luego descomer sobre pañales; andar o levantarse tras caída, tras caída, tras caída…; hablar, o estar callado en su momento; e, incluso, hasta ejercer, aprensivos que somos, de médico de urgencia durante algunas interminables y enfebrecidas noches que recordar no quiero…

Semejante sinvivir, hasta un mañana, que llegará enseguida, cuando tú mism@ te halles en condiciones de entender, por fin, lo que te estoy diciendo ahora, en la clara esperanza de un futuro feliz para tu paso por este valle de sonrisas, las más, y alguna que otra lágrima… Tanto trabajo, tanto desvelo, tanta dedicación sacrificada, nos ha servido a papi-mami, mira tú, para hacernos más felices y mejores, en cuanto a individuos y en cuanto a pareja, enriquecida por la oportunidad de iniciar una maravillosa aventura: el viaje a la atlántida de una infancia que los mayores creíamos olvidada para siempre, si no fuera por vosotr@s… Gracias, hij@…

Permítenos pues el presumir un rato de criatura perfecta… ¡Qué bien nos has salido, mi tesoro (y nunca mejor dicho)…! ¡Qué orgullosos hemos estado siendo testigos de tu primera andanza a tropezones, de tu voz de Babel, de tus brazos constrictor que abrazan asfixiantes; y, por último, pero no por lo menos, que dicen los ingleses, de una mirada tuya, capaz de reflejar todo lo hermoso, todo lo tierno que es capaz de transmitir un ser humano, portador de misterios y prodigios, perdidos para siempre sin vosotr@s…!

Y es por eso, pequeñín de la casa, por lo que hemos decidido traerte un hermanit@, al que sirvas de guía y te sirva de espejo… Él o ella van a ser la demostración clara de tu acierto y tu fuerza en el camino que ahora empiezas… Aprenderás una nueva lección importantísima: compartir no supone perder nada, sino ganar todavía más afecto y ser más fuerte: los hermanos y hermanas nos recuerdan que no andaremos solos en el mundo, al conllevar esa luz de liberte, egalite, fraternite, que dicen, para el caso, los franceses, recibida a través de nosotros, mami-papi, republicanos con monarca absolutista a pie de alma.

¿Quién dijo miedo a dejar la corona y estrechar una mano (un poco más pequeña que la tuya, eso sí…) y seguir caminando, hacia el momento de ser padres y madres y escribir una carta muy parecida a ésta, a vuestros propios hijos…? Ojalá, así, algún día, podamos papi-mami cerrar el mágico ciclo de la existencia humana, convertidos en abuela y abuelo venerables…y que siga girando la noria de la Vida, para vosotr@s engalanada de tiovivo o molino de viento, brújula loca señalando siempre los cuatro punto cardinales: no importa dónde, sino cómo se llegue…

Con Amor, con respeto y con admiración, tus inventores y tus descubridores,

                               P &M / M & P

papa-en-mama

 

Read Full Post »

Older Posts »