Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘…O la fortuna con seso.’ Category

1989-048-029

O sea: tableta. No como aquellas de Chocolates El Hórreo, con las que, onza a onza, se merendaba en casa por los años 50; en todo caso, debería recordarnos a las pizarras hermafroditas con pizarrín, con más escupitajos encima que Judas Iscariote, utilizadas en la escuela de cagones para dictados y sumas llevando (mojicón con tirón de pabellones, si viniere a resultar, para tus cálculos, que 2+2 sumaban 5)…

No, camarada Tovarich…Mucho mejor que eso: por haber sido bueno en 2013 – a diferencia de Pascual, motivos me hubiesen faltado para las maldades-, D. Niceto, D. Manuel y D. Baltasar, los tres Presidentes (el último de ellos, a título honorífico), me han dejado en el balcón una tableta electrónica, de esas a las que se les ilumina el semblante cuando les haces cucamonas con el dedo en la tripita (mismamente, como la Niña Catalina…).

Vivo sin vivir en mí por empezar a estudiarla y aprenderla (si es preciso, me visto de astronauta), con un poco de ayuda de mis amigos… Temblad pues Javi, yernísimo cum laude; Juan, profe de inglés ludivínico, siempre tan disponibles: como sabéis de sobra y proclama la rima, “yo sé, yo sé, / yo sé la manera/ de dar, de dar/ la lata a cualquiera…”).

Vivimos témporas y mores que uno, a sus años y sus sueños, siente escaparse, cada vez con más fuerza, sabañones abajo, en sus “sixties going on seventies”, según cuentan los ingleses. ¡Pero si hasta ya han inventado los cigarros electrónicos, con los que acabas, Moby Dick me perdone, echando vapor de agua por la boca, a través de las barbas…! ¿Cómo creen que se siente (y se levanta), a estas alturas, este antaño fumador compulsivo de celtas cortos y ducados…?

Lo bueno del asunto: he visto a los sobrinos pipiolos de la mayor de mis infantas portando esas tabletas bajo el brazo y utilizarlas en busca de respuestas… Cuando lleguen a mi edad, seguro que van a ser mucho más sabios y, ojalá, mucho más felices, en un mundo donde la Ciencia esté al servicio del progreso de todos…

He de dejarles ya; necesito preguntarle a Javi-Job dónde leñe enchufa el ratón esta tableta…

(Publicado en DIARIO DE FERROL)

Raton

Read Full Post »

Antorcha-Olimpica-2012-i

En el último semestre me ha estado vendiendo mecheros. Aunque, ya desde la primera vez, le había advertido que no fumo y podía quedárselos, él insistió siempre en que me pertenecían. Lo capté a la primera; no se trataba de ningún pedigüeño: este joven rumano, en incierta veintena y de nombre Stefan, se dedica al negocio del gas y no a otra cosa.

Por atraer mi atención, tan sin pistas donde aterrizar habitualmente, siempre me llama “amigo”(pronunciándolo “amigu”, seguramente en honor a Ionesco). No hace tanto, en Chez Belén, donde yo compro el pan de mojar en los huevos con dos yemas de la Señora Pepa, ponedora de luxe, también allí adquiridos, además de frutas y verduras, tuvo lugar el episodio que paso a relatarles  y que me puso la carne de gallina (ésta, sin posturas “de casa” que llevarse al preceptivo cacareo).

Surgido de la nada, una mañana, Stefan establece la premisa: “Tengo hambre”, para, a continuación, buscarle solución al problema: “¿Me puedes comprar un bocadillo…?”

Puedo y debo, ahíto como estaba: acababa de desayunar mojando (bollería, me refiero) y comulgar con mis pastillas hipertensas. Belén, que se parece un montón a Susan Sarandon, le pregunta al joven Stefan, amablemente, qué desea colocar dentro del pan, y éste responde: “¡Jamón…!”

Nunca hasta entonces, camarada Tovarich, había escuchado pronunciar el vocablo porcino con semejante unción; tal expresión de gozo, de religiosa gula anticipada…Parafraseando al poeta Federicu (qué menos para el caso), al oírlo, “todos los cerdos del mundo levantaron la cabeza”… ¡Qué peligro…! De haber nacido Stefan en el siglo XIX, Orwell no habría tenido ocasión de escribir “Rebelión en la Granja” (pido perdón por la cita culterana): a los abuelos de “Napoleón” y “Bola de Nieve” se los habría zampado en bocadillo el que dijo “jamón” como lo dijo, en Chez Belén, cierta mañana…

Bromas aparte, me preocupa el futuro de Esteban, el amigo rumano, tan rico en entereza, capeando la crisis lleno de dignidad, sin aceptar le rechacen sus mecheros.

Noroc, prieten…(espero no equivocarme al pronunciarlo…)

(Publicado en DIARIO DE FERROL)

animalfarm-1jvsb08

Read Full Post »

mandela-ya-libre-en-robben-island

Tiene tela, esos amos del mundo que corrieron a su entierro engalanados, cantando, corifeos, una traviata huera, hosannas viene y va, al hombre justo, al mártir que perdona a sus verdugos (le faltaban las alas, camarada Tovarich; y una aureola nimbando su nevada cabeza), los mismos que, un ayer no lejano, lo fichaban como “peligroso elemento terrorista”… Veintisiete años de presidio… ¿De verdad no tuvieron ocasión de liberarlo…?

No hacía falta ir tan lejos…Me hizo gracia maldita escuchar a las mismísimas voces que ordenan colocar en las fronteras las concertinas esas para corte y desgarro, como perros rabiosos de afilados colmillos, o han desposeído de tarjeta sanitaria a una estigmatizada población inmigrante, entonando su loa al llamado Madiba, negrito bueno al  que todos llevaríamos a casa por Navidad por sentarlo a la mesa (o en el suelo, que suena más a tribu…).

Son Mandela esos miles de hombres y mujeres, sin importar color o nacionalidad, en situación de marginación económica y social, desprovistos de los derechos más fundamentales: aun teniendo dignidad de personas (algo que no les puede quitar nadie) carecen de papeles entintados.

Son Mandela las familias con hijos a su cargo, desahuciadas por las inhumanas leyes de mercado y arrojadas, por la fuerza, al medio del arroyo, donde deberán sobrevivir a su no suerte, en dura competencia con las ratas y los perros callejeros.

Son Mandela los pacientes en riesgo terminal que no pueden hacer frente al gasto de sus tratamientos salvadores.

Son Mandela las paradas y parados sin subsidio; sin saber si podrán comer mañana, guarecer sus temblores bajo techo, o educar a sus hijos disponiendo de medios…

Pero a ellos, cuando, desde su perpetua cárcel de pobreza y marginalidad, piden justicia y leyes que la impartan, se les responde con beneficencia: su futuro sigue siendo una tom-tómbola…

A su entierro anunciado- ya en el olvido, por parte de la Administración; ya en el más literal de los sentidos – no asistirán autoridades competentes…Estaban en Soweto, despidiendo, compungidos, a Madiba.

(Publicado en DIARIO DE FERROL)

concertinas-heridas

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »