Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Silba y acudiré’ Category

Sempre Casteiro

Sempre Casteiro

ROBERTO CASTELEIRO, IN MEMORIAM

La marcha de Roberto, hace ya casi un mes, en su “cuartel general” de Barcelona, hace ya tiempo que era temida por todos sus amigos, todos sus compañeros… tantos en número; procedentes de tantas geografías, tantas maneras de estar en y por la batalla del Progreso.

Una vida fecunda, en su heroica tarea de ponerse al servicio de todas las causas nobles con las que coincidió en el espacio y en el tiempo. Nada, de ser justo y necesario, resultó ajeno a su militancia insobornable entre los hombres buenos, generosos y enteros… Uno, desde su afecto dolorido, desde su admiración y su respeto, se ha preguntado muchas veces cómo era posible tanta grandeza, tanta altura de miras dentro de aquel su cuerpo frágil, mas sólo en apariencia… Vivió Roberto la pasión ideológica y vital de los más fuertes, a partir de una sencilla fórmula: teoría más praxis igual a compromiso insobornable…

¡Hiciste tantas cosas, querido compañero…! ¡Las hiciste tan bien, con tanta hondura, sin pedir nada a cambio…! ¡Fuiste siempre tan tú: irrepetible…! Roberto Casteleiro fue y será siempre Roberto Casteleiro, semisuma de sus mil y una facetas en mosaico: obrero antifascista en el taller, intelectual de cultura interminable y contagiosa, actor de Cine, director de Teatro, cineclubista, ateneísta, profesor de E. M., colaborador de prensa y radio, Ferrolano del Año 90 (y para siempre)…pero, sobre todo, compartidor de una fraternidad emocionante para todo aquel que acudiese hasta tu puerta…

Por mucho que nos duela, sabemos hoy que no podremos volver a abrazar a tu persona, aunque sí seguir bebiendo de tus fuentes, un hermoso poema épico que ha de continuar porque, a tu paso, has dejado huella y sentimiento.

Nos queda la memoria de  tu ejemplo.

Desde FUCO BUXÁN, en cuya revista has colaborado desde siempre, mantendremos en llamas el calor del recuerdo…

José Torregrosa

***

Fragmento perteneciente a un trabajo publicado en esta misma bitácora, 11-o3- 2011, titulado LOS PAPELES DE TÍA JULIA,  y antes en el Diario de Ferrol.

roberto-casteleiro

“Todo un lujo: me visita Roberto Carteleiro, “Caladiño”, el hombre sin teléfono. Fue él quien me me invitó a  mi primera ópera, “Rigoletto”, hace la intemerata, en  La Coruña, con una Diana D´Angelo que andaba por los discos de gramófono. Y le debo también una coherencia y un ejemplo a seguir: saber dónde habitan las raíces de las cosas estudiando su Historia”.

***

Fragmento de un trabajo, PÁGINA EN OBRAS”, publicado en la bitácora, el 22-07-2010.

“Festivales de España, 1966. La Coruña. VIII Festival, del 28 de julio al 31 de agosto. Gran titular en el diario La Noche: EL GRUPO FERROLANO ”TEATRO ESTUDIO” PARTICIPARÁ  EN EL CONCURSO TEATRAL DE LA CORUÑA. Fotos de Alfredo, Jenaro, Lola, José Luis Peñamaría, Laura, Antonio Blanco y Mª del Carmen Bernal. Hay dos premios, se informa, de diez mil pesetas cada uno, que se disputan seis grupos teatrales de aficionados, “o de cámara, para decirlo con voz más actual” (según matiza el autor del reportaje). Fotos de “Ligazón”. (¿Os acordáis de que, en escena, salía una rueda de afilador de verdad de la buena? ¿Quién creéis que se la proporcionó al grupo? Pues los conseguidores: Roberto Casteleiro, Alfonso Varela, Carlos Pérez Serantes y Sergio Maneiros, músico ferrolano. Con la Brigada Político-Social y el SIM pisándoles los talones y partes más pudendas- sospechosos habituales todos ellos-, pusieron cien aldeas patas arriba. Pero lo consiguieron. Y “’Ligazón” tuvo su rueda de afilar de verdad de la buena.

Lens reivindica, jamesbondiano, vengador, y hasta rocambolesco, su presencia en el happening”.

Y lo demás es ya historia de muchos de nosotros y la llevaremos siempre dentro del corazón y la cabeza.

Gracias, Roberto.

***

-Dedicadme pensamientos y obras... Os estaré mirando desde arriba...

-Dedicadme pensamientos y obras… Os estaré mirando desde arriba…

 

Read Full Post »

Victoria1

VICTORIA, CARMELO

Dos nombres marchando juntos,

huellas firmes sobre arena,

un camino compartido

y una lucha que no cesa…

La victoria de Carmelo,

es también victoria nuestra:

donde hoy aún hiede a gas,

a corrupción y a prebenda,

ha de florecer la ría,

desnuda de fango, plena,

extendiendo en derredor

aromas de sal y xesta…

Hoy, amenaza; mañana,

orgullo de Ferrolterra.

II

Por la ría de Ferrol,

se ha crecido una leyenda:

dicen se escucha su voz

mientras sube la marea,

que va de la tierra al mar

y regresa a la ribera…

“No ceséis en nuestra lucha,

compañeros, compañeras…

¡Aquí no sobra ninguno:

su final está ya cerca…!

Sólo ya un empujón más,

y la planta se irá fuera,

por fuerza de la razón

y la razón de la fuerza,

xuntas todas, todos xuntos,

bajo la misma bandera:

el Pueblo protagoniza

una gesta de epopeya.

A estos muros de silencio

los derriba la conciencia,

esa conciencia de clase

que nos une y nos sustenta…!”

III

Reposad en el abrazo,

compañeros de tarea,

labradores de futuro,

memoria imperecedera:

sois, para todos nosotros,

claro ejemplo, mejor prueba:

a las voces de los justos

no se las traga la tierra.

IV

Juntos, Carmelo y Victoria,

se han unido a esta asamblea

y la brisa suena a luz,

faro de tanta tiniebla.

Un Carmelo victorioso

y una Victoria serena

nos susurran al oído:

“Ha merecido la pena”.

“¡Más fuerte, que no se oye…!”,

la voz de un niño se eleva

desde el medio del gentío,

en espera de respuesta.

Los dos, Victoria y Carmelo,

se lo aclaran “a capella”:

“Que se entere todo el mundo:

¡Ha merecido la pena,

ha merecido la pena,

ha merecido la pena…!”

carmeloteixeiro

bandeira_planta_de_gas_fora_da_ria

Read Full Post »

Captura

Colegio Ludy, mural de Víctor Gª Novas

“Platero y Yo (Una elejía andaluza)” nació en 1914, un año que iba a dar mucha guerra. Como tantas veces sucede en la Historia de la Literatura, su autor, Juan Ramón Jiménez, nobel 1956, español del éxodo y el llanto, va a conocer, con su publicación, la feliz desgracia de ver un título aislado convertirse en santo y seña universal, casi excluyente, de su bibliografía; la desolación vendría dada cuando te paras a pensar que nuestro poeta dedicó su vida entera al tajo de las letras y, en la práctica, sólo es conocido (y mal), a nivel popular-sin ser culpa del Pueblo-, por una única obra, ésa cuyo centenario celebramos.

Hay más, Sancho amigo: los mismos que reducen el Quijote a menos de una línea (“En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”…), han hecho lo propio con “Platero” (“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón…”, y ahí se acaba el cuento) …Tú, pregunta; y sus innumerables conocedores te contestarán, a coro, aniñando la voz : “Claro que lo conozco… ¡El del burrito….!”

No acaba aquí el memorial de agravios: lo que, en esencia, debería clasificarse como un libro de poemas en prosa, la amarga elegía de un hombre que vierte sus muchas soledades en los oídos de un burro, inter nos ha pasado, en demasiadas ocasiones, por relato infantil (diga lo que diga el autor en su prologuillo), una vez podado de ciertas franjas descriptivas que “no pinchan ni cortan”, y algún que otro apartado de corte melancólico (cuando no desolador hasta el nudo en la garganta:…).

Mea sobre mojado… Que se lo pregunten, si no, a Jonathan Swift, cuya vitriólica sátira política contra la monarquía británica circuló en la España de María Santísima como libro de cuentos…Por no hablar de “Alicia en el País de las Maravillas”, texto potencialmente perverso, dado su trasfondo pedófilo. Las andanzas por las verdes praderas de Oxford de Lewis Carroll, su autor, por más señas insigne matemático, con un selecto grupo de amiguitas, a las que fotografiar en poses sugerentes, jamás fueron cuestionadas, mientras el pobre Wilde, por un quítame allá esas pajas a medias con Lord Alfred Douglas, iba a terminar trágicamente, víctima de la muy estricta moral victoriana. En este clásico de la literatura “infantil”, conocemos a una heroína que se estira y encoje, parecida más de lo debido a un pene erecto en algunos momentos (véanse las ilustraciones de John Tenniel), dedicada a meterse en freudianas madrigueras de conejo…

clip_image034_0002

Platero ha cumplido cien años, tan famoso o más que el rucio aquel de Sancho y, no te digo nada, el asno dorado de Apuleyo o el de “El Sueño de una Noche de Verano” …

sancho-panza-y-burro_-dore1

Siempre contracorriente, moscón de la entrepierna, se me ocurre que debiéramos celebrar el centenario plateresco a base de las obras “secretas” de Jiménez: “Arias Tristes”, “Jardines Lejanos”, “Diario de un Poeta Recién Casado”… El caudal lírico de todas ellas, en búsqueda incansable de la pura Poesía, despojándola de todo lo accesorio que pueda molestar a lo esencial del verso, te lleva a penetrar en una dimensión inexplorada y fascinante… Por hacerse una idea: pasa algo parecido con los cuentos borgianos – éstos sí que lo son, y con todas las consecuencias además…-: llegamos a sentir a la Literatura empapando de arquitecturas perfectas nuestra sensibilidad y nuestra mente…Prácticamente, magia…

JRJ, poeta capicúa, a nivel íntimo, me ha regalado un verso- bueno, en realidad, dos- que, no siendo tan famoso como el “volverán las oscuras golondrinas” becqueriano, a mí me vale para saber el precio de los peines: “Y yo me iré, y seguirán los pájaros/ cantando” (“El Viaje Definitivo”)…

Juan Ramón Jiménez era amigo de un burro; pero es que hasta el burro se le muere… “Angustia es el único sentimiento cierto…y ni tan siquiera eso…”, ¿verdad, Vicente Araguas…?

(Publicado en “Razón Socialista”, nº 37)

platero

Read Full Post »

Older Posts »