Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El Cine nuestro de cada día’ Category

 

HALCONES Y PALOMAS

 

Mi Hammett de siempre ha sido “Cosecha Roja”, publicada el 1 de febrero de 1929, la más bretchiana de todas sus novelas. Su punto de partida lo va a dejar bien claro, tanto como lo hacía B. B. en “La Resistible Ascensión de Arturo Ui” o “Ascenso y Caída de la Ciudad de Mahagonny”: los empresarios echan mano de la mafia para quitarse de encima a los elementos izquierdistas; terminado el trabajo sucio, el Sindicato del Crimen se niega a hacer mutis por el foro por las buenas: una vez se hayann hecho con el poder económico, el paso siguiente será la Política, cuyas estructuras están dispuestos a copar, recurriendo a la corrupción y a la violencia… Todo lo cual, por supuesto, va a erigirse en diáfana metáfora de la ascensión del nazismo en Alemania.

Eso no quita, sin embargo, que “El Halcón Maltés”, publicada en 1930- inmediatamente después de “La Llave de Cristal”, donde política y delito vuelven a caminar cogidos de la garra- suponga un texto muy potente, puesto al servicio de los contundentes encantos de su protagonista, Sam Spade, más chulo que un 88, en ruda competencia con el Philip Marlow de Chandler (ojo al parche: “marlou” es macarra en francés). No me pidáis que elija entre los dos… “The Maltese Falcon” versus “The Long Goodbye”, me temo, tampoco tendría duda: Chandler for President!

El caso es que, de “El Halcón Maltés”, he llegado a contar hasta tres versiones cinematográficas y una secuela, ninguna de las cuales, ay, llega a hacerle justicia. Cuenta Hitchcock, en su entrevista con Truffaut, que dos cabras estaban devorando unos rollos de celuloide procedentes de unos estudios de Cine y una de ellas le dice a otra: “Qué quieres que te diga, hija: a mí me gusta más el libro”.

Vamos a echarles pues una mirada…

THE MALTESE FALCON (Roy del Ruth, 1931)

Protagonizada por Ricardo Cortez y Babe Daniels, antiguas estrellas del cine mudo, con guion de Brown Holmes, se mantiene fiel (pero con derecho a roce) al texto original, al que añade un cierto sentido del humor a nivel de diálogo. A Mr. Holmes, nos lo volveremos a encontrar en el guion de la versión Dieterle, ahora ya completamente desmadrado.

En su haber, un gramófono encargado de evocar un esplendoroso coito, como aquel tren entrando en el túnel, al final de “Con la Muerte en los Talones”.

Inútil tarea colocarla en la balanza frente a la versión Huston. Roy del Ruth no deja de resultar un director que merece revisarse, pero a nivel dirección y a nivel reparto, siempre constituiría una pérdida de tiempo.

Me hizo gracia lo leído en Wikipedia acerca de Ricardo Cortez: Nació con el nombre de Jacob Krantz en Nueva York en el seno de una familia judsía de origen austríaco y húngaro. Trabajó en Wall Street hasta que su belleza le llevó hasta el negocio del espectáculo. Ahí queda eso…

R. C. .- Con esta caída de ojos en picado quisiera yo ver a Valentino…

Su Sam Spade, en plan zumbón (es polisemia), resulta bastante más convincente que la Miss Wonderly de Babe Daniels, quien, por cierto. nunca pasa a llamarse Brigid O´Shaughnessy como estaba mandado.

SATAN MET THE LADY (William Dieterle, 1936)

Brown Holmes no se anda con chiquitas: en su segunda ootunidad parece dispuesto a convertir la cinta en un chorreo continuo de diálogos más que menos ingeniosos y un cambio de nomenclatura de lo más chirriante. Muestro cómo:

– Cambio de título con spoiling incluido.

-Sam Spade pasa a llamarse Shane, no sé si con permiso futuro de Alan Ladd.

“Raíces Profundas” (George Stevens, 1953)

-Lo que se busca no es un halcón negro, sino el cuerno trompetero de Roldán. El repaso a la Reconquista española y el papel de los franceses en la misma resulta de lo más heterodoxo.

-“That Lady” se llama ahora Valerie Purvis, en lugar de Brigid O´Shaughnessy.

-Murgatroyd… Sí, claro…como “murga”…

-Effie Perine, la secretaria de Spade, se rebautiza como Miss Murgatroyd (y no se empeñen en deletrearlo)

Madame Barrabás

-El malvado Kaspar Gutman (“Gaspar el Cojonudo”) se nos ha convertido en… “Madame Barrabás…” Y así sucesivamente…

El director de títulos tan interesantes como “El Sueño de una Noche de Verano” (1935) o “Soga de Arena” (1949) parece encantado de la vida con el juego revuelto.

En cuanto a la pareja protagonista (Warren William & Bette Davis), él había sido, en 1934, el Julio Cesar en la “Cleopatra” de DeMille; Philo Vance, en la vesión cinematográfica de “El Dragón del Estaque” de S. S. Van Dine, y Perry Mason en “El Caso del Perro Aullador”, mientras que ella, Ella, ELLA estaba pensando en demandar a la Warner por no proponerla para buenos papeles. La verdad es que aquí tiene que aguardar a la secuencia final para hacer su “caída de los dioses” en una estación de ferrocarriles, mientras que su coprotagonista masculino se pasa tiempo dando caña (y otra vez es anfibología).

EL HALCÓN MALTÉS (John Huston, 1941)

Una de esas pelis que uno ve una y otra vez a lo largo de su vida sin llegar a cansarse. En España, no conoció estreno cinematográfico y fue rescatada por TVE en su ciclo de Bogart…en 1970… ¡Qué vergüenza…!

P. L. .- Oiga, jefe: ¿puede saberse por qué no se me coloca en primera fila como a ella?

Por una vez, no estoy de acuerdo con la cabra: me gusta más la peli y su exquisito mecanismo de relojería para mantener todo el metraje su mercurio subiendo… Y que anda por allí Peter Lorre, como Joel Cairo, haciendo de las suyas: mejor, cuanto más pésimo…

EL HALCÓN NEGRO (David Giler, 1975)

He aquí una inesperada secuela de lo inmejorable. Sam Spade Hijo (o sea, George Segal, productor de la misma), de madre desconocida (¿Brigid, Effie… Quizás, Iva Archer, la viuda del antiguo socio de su papi…?) continúa a la caza del pajarito negro. Effie Perine ha pasado a llamarse Godzilla en la intimidad y, en el transcurso de la trama, nos enteramos de labios de un agonizante Caspar Gutman que el codiciado pajarraco “es negro y tan largo como tu brazo…”

Quizás la clave de todo ello pueda adivinarse en la pregunta/respuesta obrante en su prospecto:

P.- ¿Por qué anda todo dios tras el pájaro de George Segal?

R.- Porque es hijo de Sam Spade y su halcón vale una fortuna…

Y es que, por si no lo sabían, Bogart tenía merecida fama de estar muy bien dotado, empeorando lo presente…

***

Al final, saqué en limpio que la cosecha negra made in Spain (Pérez Merinero + Vázquez Moltalbán + Juan Madrid +Eduardo Mendoza…) tampoco tuvo demasiada suerte a la hora de pasar al Cine… Un beso de amigo para mis títulos favoritos…

PD) Acabo de descubrir algo inquietante solo a medias… Muchas de las lecturas del pasado- títulos aparte-, cuando me dispongo a darles un repaso, vuelven a pasar ante mis ojos como si fuera la primera vez… ¡Cuán terriblemente emocionante…! Yo, tranquilo, mientras siga recordando quién era el asesino en “Crimen y Castigo”… Y, de todas fomas, ¡cuántos libros maravillosos voy a a encontrarme, en tiempos por venir…! Y pelis, ni te cuento….

FIN

Read Full Post »

“MADRID, 1987” (2011), DE DAVID TRUEBA

-Caperucita en la Guarida del Lobo o La Estrategia de la Araña 2-

Su arranque en el Café Comercial de la madrileña gloria/glorieta de Bilbao ya te pone los pelos  de la calva como una estalagmita goteante venida muy arriba… Por allí, anduvo uno que yo nunca me acabo de saber, por los 70, oficiando de progre, escribidor-al final fue a resultar- de más bien poca cosa.

Enseguida entré al trapo, cuando no debía… ¿Qué importa una eyaculatio precox más, si has perdido la cuenta del santo advenimiento?… ¿Era o no Umbral el personaje encarnado, enhuesado, enalmado por José Papa de Roma, como mínimo…?

-¡Ya empezamos a decir inconveniencias…!

Más altos vuelos se traía la propuesta… El Tiempo y nosotros… El dulce pájaro de la Juventud convertido en mochuelo ojeroso… El viejo y la niña y el sí de las niñas… Para el caso, una María Valverde, hermosísima paloma, privada se libertad, según pronto veremos… Que se ande con mucho ojo Maribel Verdú, no vaya a ser que me cambie de cromo…

María Valverde, fertilísima en todos los sentidos.

Tengo contado por  estos andurrios achacosos que, en un pasado cada vez más lejano, al entrar en el cole mañanero, el hoy abuelo cebolleta y, por entonces, treinañero cebollino, solía decirle a la Srta. Pepi, secretaria cum laude: “Si me llama la pesada de Maribel Verdú, dile que repita suerte en el recreo”. De ilusión también se vive, al menos eso decía Domine Capra…

Pero volvamos a  “Madrid, 1987”, todo un manual de seducción, un  “ars amandi”, un Kama-Kutra para viejos pellejos… Valga botón braguetario como muestra…

-Adoro tus sandalias… Parece que me estuvieran aplaudiendo…

-Meter la llave en una cerradura es casi una fornicación, ¿no estás de acuerdo…?

¿Se puede llegar a resultar más necio…? ¿Y, qué clase de trucha asalmonada puede picar con eso…?

Héteme aquí que, por una serie de circunstancias estratégicamente calculadas, el viejo periodista de moda y su aprendiza se desplazan al templo del pecado, la buhardilla bohemia que te presta el colega pintor para echar un polvete vuelta y vuelta.

Lo que iba para Feydeau pasa a sartriano: un “huis clos” intramuros del cuarto de baño deja a ambos los dos protagonistas en pelota picada, toalla va, toalla viene, a las partes- se supone – más pudendas, atendiendo, esto me lo supongo yo, a escrupulosas cláusulas contractuales non plus ultra

Después de lo sucedido con “La Vaquilla”, intuyo que Sacristán no andaría demasiado dispuesto a dar tres cuartos más al pregonero (En caso necesario, se aconseja consultar hemerotecas).

Nalgas al aire de ambos sexos y edades nos permiten situar pronto el problema. Lo que en María es deleitosa tersura de manzana dorada, en  don José, el fruto en cuestión y/o su vara de nardo- su”gorila” la llamaba él, supongo por Kong King, que ya son pretensiones- han pasado ya demasiadas veces por el horno, demostrando, hoy por ayer y pasado mañana, que la arruga no es bella sino “vella” (chiste para galaicos).

Tierra trágame… Septuagenario y medio, he corrido hasta un espejo doble y me he mirado… Éste es aquél y ésas son aquéllas… Por no hablar de las zonas delanteras… Parafraseando al bueno de Machado, “todo pasa y todo cuelga”, si es que no se encuentra en franca retirada…

Vale ya, tú… Solo faltaba que adjuntaras documento gráfico… A tus edades, siempre se luce más vestido que sin ropa…  Vamos a lo que vamos…

María Valverde: una vida de cine | Metropoli | EL MUNDO

Resulta que esta escena de la ducha (esta vez, no diseñada por Saul Bass), sofá previo incluido, transcurre una mañana sabatina. El único contacto con el mundo- los móviles se han quedado en su lugar descansen- es través de un escueto ventanuco a través del cual llamar la atención de un vecindario supuestamente sordomudo.

Y entonces…el seductor y la seducida- pero no abandonada- se dedican a cantarse, sotto voce, las cuarenta en bastos y en espadas, en un duelo dialéctico donde hacer las paces vendría a resultar hacer la guerra…

“No quiero decir, por hombre/ las cosas que ella me dijo…”, como afirmaba…¡por pudor…!  aquel gitano tocatetas y algo más, mientras se llevaba la mozuela al río…

Si quieren saber lo que Adán y Eva se reprocharon en su paraíso perdido, acudan a la peli Trueba, como la vida misma, o, en su virtuoso defecto, al texto en Anagrama…

Si has pasado ya la cincuentena, sonrisas y lágrimas están aseguradas…

Wordsworth for President! Siempre nos quedará el recuerdo de nuestros días de esplendor en la hierba… En el caso de haberlos habido… Ya no estoy muy seguro, a estas alturas…

FIN

PD) Visto lo visto y oído lo oído, esta tardía visión de lo de David Trueba va a contribuir a saldar una deuda atrasada: el acercarme a su versión de “Soldados de Salamina”, cuidadosamente soslayada en su momento, por culpa de la “aventi” suicida a partir de  “Si te dicen que caí” (Vicente Aranda, 1989),hija putativa de un texto Juan Marsé en el que tenía puestas todas mis complacencias. Como le explicó don Luis a don Juan (Mejía y Tenorio, respectivamente, hablando de doña Inés de Ulloa): “Imposible la dejasteis para vos y para mí”…

De cualquier manera, acabo de tener ocasión de comprobar lo que el Cine es capaz de perpetrar, impunemente, con la Literatura… Un texto que diríase escrito por El Bosco, estoy hablando de “Salambó” de Gustave Flaubert, pura alucinación que convierte- y ya es convertir- “La Leyenda de S. Julián, el Hospitalario” en un cuento de niños escrito por la Marquesa de Segur,  se devalúa en penoso “peplum” (Sergio Grieco, 1954), donde Gianna Mª Canale no está ni se la espera, sustituida por Jeanne Valerie, “aspiranta”, en su día, a suceder a una Brigitte Bardot en plena efervescencia, cuyo secreto no era otro que sacar a pasear a galanes maduros: ellos son, en definitiva, quienes manejan la pasta y la salsa del pomo de oro, ¿o es que acaso no es cierto?

En el prospecto reproducido un poco más abajo, sobre el ángulo superior izquierdo, no se pierdan el nombre de la productora de este desaguisado… “Apollón Films presenta…” Así, cualquiera…

FIN

Read Full Post »

SEE YOU LATER, ALLIGATOR…

Fue el primer “cococrilo estrella” de mi zoofilia cinéfila, allá por los 50 del pasado siglo. En “El Libro de la Selva” (Alexander Korda, 1942, otro título clave en mi temprana educación imaginaria) apenas pasaba de ser “extra con frase”, o ni siquiera eso: Aligator Belinda y T. T. T. (Tú, Tranqui, Tronco), destinado, durante muchos años, a ser confundido por la protagonista, todas las Deborah Kerr que en Hollywood han sido, para que el Gran Cazador Blanco las librase del desastre anunciado: cojita me quedé por no mirar por donde piso.

Cuando llegó “Semíraris, Esclava y Reina” (Carlo Ludovico Bagraglia, 1954), nuestro saurio favorito sindical, ya estaba destinado a “número fuerte” del programa, en su duelo al agua con Ricardo Montalbán, galán latino para llevarse al huerto del francés, en ruda competencia con los bailongos más o menos orientales de una Rhonda Fleminng, flamígera cum laude, equiparables, mutatis en la mar, a los saltos de mata de la Alegres Chicas de Colsada.

Puestos en 1970, será Tobe Hooper (padre y muy señor mío, cuatro años después, de “La Matanza del Texas”) el encargado de rescatar a la criatura de los dientes sin fin para dar repelús a caño libre: “Death Trap” aka “Eaten Alive” (“Comidos vivos”). En España Se llamó “Trampa Mortal”, sin importar la existencia en el mercado de una honónima made in Spain, dirigida por Antonio Santillán en1962, mucho menos ruidosa y desmadrada. Y en Italia…. busquen por ahí abajo, poniendo al día el precio de los peines…

En 1975, tiene lugar, meando territorio, el estreno del “Tiburón” Spielberg (“Jaws”, mandíbulas) abriendo la veda de criaturas devoradoras varias en su líquido elemento. “Piraña” (Joe Dante, 1978), bicho internacionalista proletario, partidario de los ataques en masa, le siguió la corriente…

-Para comerte mejor…
“Jaws”, 1975.

En 1979, desde Italia, nos va a llegar otro producto “todo a cien”, destinado a dar de comer a viejas glorias: “Caimán”, dirigida por Sergio Martino, protagonizado por Mel Ferrer, Richard Johnson y, de bocado cardenalicio, Barbara Bach, ex de Ringo Starr – con el que habría de filmar “Cavernícola” (Carl Gottlieb, 1981-, al año siguiente- y “chica Bond” en  “La Espía que me Amó” (Lewis Gilbert, 1977). El problema residirá, una vez más, en lo cantoso que resulta el cartón piedra a la hora de fabricar criaturas animadas, sin un Ray Harryhausen que te saque las castañas del fuego, o un Carlo Rimbaldi, que pillaba más cerca…

A finales de los 70, la voz tuvo su orgasmo funcional…Vamos, que se corrió… Una leyenda urbana aseguraba que, en los USA, tras la efímera moda de poner a nadar crias de cocodrilo en la bañera familiar, éstas habían terminado por viajar al agujero negro de sus respectivos inodoros, yendo a parar a la red del alcantarillado, donde, faltaría más, se apresuraron a ponerse a mutar que daba gusto, hasta convertirse en “bestias bajo el asfalto”.

En 1980, aprovechando el tirón, Lewis Teague, futuro padre de “Cujo”, la novela by Stephen King, pasada al cine, gana tiempo y dinero perdidos con “Alligator” (La Bestia bajo el Asfalto” entre nosotros), recibida con notable alborozo por la crítica seria.

En ese mismo año, 1980, de la lejana Tailandia, nos va a llegar un “Cocodrile”, directed by Sampote Sands, que ya es llamarse… Si lo cito aquí es porque “The Pool”, la mejor peli de cocodrilos que conozco y que estoy dejando para el final, es también de nacionalidad tailandesa… Tras su estreno en USA, sería denunciada por “The American Humane Association” por una secuencia en la cual un cocodrillo vivo era  apuñalado hasta la muerte.

En 1986, llegará, desde Australia, una versíón mucho más light del filón cocodrilo, muy popular en su momento, hasta el punto de conocer secuelas… “Cocodrilo Dundee”, protagonizada por Paul Hogan… Las parodias, por degracia, parecen anunciar un fin de ciclo…

C. D. .- Y yo me la llevé al río…

Pero nada más lejos de la realidad (no me refiero a la presunta virginidad del cocodrilo)… En 1989, los USA prueban suerte otra vez, con “Cocodrilo Asesino”, con dirección de Fabrizio De Angelis, que se apunta al ecologismo como madre del cordero…

2007. De vuelta en Australia, una encerrona de muchísimo cuidado: “El Territorio de la Bestia” de Greg MacLean, bendecida en Sitges, hasta el punto de ser considerada “the top of the crocs” hasta el momento…

El territorio de la bestia (2007) - Filmaffinity

En 2017, un Alexandre Aja bastante mustio, decidido a recuperar el prestigio alcanzado con su potente/estridente pistoletazo de salida, “Alta Tensión” (2003), que lo había encumbrado como padre del “Nuevo Horror Francés”, se decanta por volver a sacar de paseo a los cocodrilos, tras su relativo éxito de  su puesta al día de “Las Colinas Tienen Ojos” (2006) de Wes Craven y”Piraña 3D” en 2010. Oh, sorpresa… Volvió a funcionarles el “invento”, ahora titulado “Crawl” y, en España, “Infierno bajo el Agua”…

…Y llegamos, por fin, a mi “negra consentida” del paquete, “The Pool” (“la piscina”, nada que ver con Romy Schneider), made in Tailandia, por el año de gracia de 20014), dirigida, manda pelotas, por Ping Lumpraploeng que, sea quien sea, sabe lo que se hace con un cocodrilo, vivo y coleando, encerrado con un ciudadano y una ciudadana en una piscina de seis metros de profundidad sin escaleras, con las instalaciónes cerradas por vacaciones.

He aquí un pequeño muestrario de sus muchas y variadas delicatessen (tras echarle un vistazo a la espalda de R. S. y/o a la expresión pensativa de A. D., acordándose de “El Gatopardo”):

“La Piscina”, Jacques Deray 1969

Curandose en salud, tras lo sucedido en 1980 con “Crocodile”, su hermana mayor, y la Censura USA, nada más empezar, se nos advierte que ningún animal recibió daño alguno durante el rodaje. Por lo que se refiere a su protagonista, tan calderoniano él, animal racional mientras no se demuestre lo contrario, va a llevar coletazos y dentelladas hasta en el carnet de identidad por parte de su vecinita de al lado, a la que, por lo visto, había que echar de comer aparte, siempre que no estuviese luciendo su palmito en pose mayéstática y en pelota picada, como Brigitte Bardot en sus tiempos juveniles, hasta tal punto que la peli bien pudo haberse titulado “Y Dios creó al Cocodrilo”.

Súmese al sumario que el bello durmiente de este cuento casi chino debía de ser víctima de un mal de ojo de muchísimo cuidado: no da una a derechas, por mucho que se esfuerce en su OK Pool, para sacar adelante sus desgracias… Como en el mismísimo “D. Quijote de la Mancha”,una vez más quedan demostradas las desdichas de virtud… Virtuoso sí era nuestro protagonista, además de camastrón, torpe en la escalada y tendente a la abstración instrascendente …  Helo aquí, disponiéndose a echar un sueñecito…

THE POOL Trailer | CinemAsia 2019 - YouTube

Me ha encantado, de veras, este “huis clos”, tan parecido al mío… De pronto, se ha dado por pensar en la existencia de un número parejo de películas destinadas a formentar tanto el odio como el amor entre el mundo animal y nosotros. En este último apartado, hasta la Biblia parece mostar beligerancia… ¿Os acordáis de aquella quote de Jeovah, más freudiano que nadie, cuando le hace saber a la Serpiente: “Pondré enemistad entre tú y la mujer”, y total por una manzana más o menos?

En Cine, no todo han sido Bambis, Lazzies, Dumbos, Flippers y compañía… Desde el casi transparente virus a la contundante ballena, ya sean tomados de uno en uno o en manada marabúntica, ninguna criatura de Dios parece haberse librado de la quema… Si creen que miento, pueden echar vistazo a la lista que sigue…

Corea del Sur, 2013.
Director: Kim Sung-su

USA. 1977
DIRECTOR: MICHAEL ANDERSON

USA, 1977
DIRECTOR: OVIDIO G. ASSONITIS.
OJO CON EL REPARTO…

TAILANDIA, 1976
DIRECTOR: SOM KIT

USA, 1955
DIRECTORES: WILLIAM DIETERLE Y BYRON HASKIN, RESPECTIVAMENTE. En esta última, Eleanor Parker ofrece a su esposo por correspondencia- un Charlton Heston con el rifle de capa caída- una inolvidable lección melómana acerca de la necesidad de usar los pianos para hacerlos funcionar a pleno rendimiento.

USA, 1954
DIRECTOR: GONDON DOUGLAS

USA, 1963
DIRECTOR ALFRED HITCHCOCK

REINO UNIDO, 2006
DIRECTOR: JONATHAN KING

That´s all, folks…

En qué momento de la franquicia sucede Alien: Covenant? | Sector Cine

Read Full Post »

Older Posts »